Skip to main content

Cómo ayudar a que su hijo enfermo se sienta mejor

Resfrío y gripe

Cómo ayudar a que su hijo enfermo se sienta mejor

Los síntomas del resfrío pueden incluir congestión o goteo nasal, estornudos, dolor de garganta, fiebre y falta de apetito.  Aquí puede averiguar como tratarlos todos.

 

Para la congestión nasal:

  • ¿Sabía usted que la aplicación de gotas de solución salina (agua con sal) en la nariz puede ayudar a hacer menos densa la secreción nasal? Simplemente tiene que aplicar unas gotas en cada fosa nasal y luego hacer una suave succión con una perita de goma. Pregúntele al médico qué gotas de solución salina podrían ser adecuadas para su hijo.
  • El uso de un vaporizador o un humidificador con vapores fríos en la habitación de su hijo puede humedecer el ambiente y ayudar a despejar las fosas nasales de su hijo.
  • Para los niños de 4 años de edad en adelante, los descongestionantes son una excelente opción de venta sin receta para aliviar la congestión nasal.

 

Para la congestión en el pecho:

  • Algo tan sencillo como es el uso de fisioterapia en el pecho puede ayudar a aflojar el moco de un bebé o un niño. Acueste a su hijo sobre su regazo, boca abajo; forme una bóveda con la mano y dé suaves palmaditas en la espalda de su hijo. Eso también se puede hacer con su hijo sentado sobre su regazo con el cuerpo levemente inclinado hacia adelante, unos 30 grados, mientras le da suaves palmaditas en la espalda.
  • El uso de un vaporizador o un humidificador con vapores fríos también puede ayudar a aliviar la congestión en el pecho de su hijo.
  • Para niños de 4 años de edad en adelante, los expectorantes también son una excelente opción de venta sin receta para aliviar la congestión en el pecho.

 

Para la tos:

  • La miel es un elemento clave para la tos. Se puede utilizar sola o se puede encontrar en algunos productos para la tos. Tenga en cuenta que no es seguro darles miel a los bebés menores de 1 año de edad.
  • Si su hijo es mayor de 4 años, las pastillas para la tos pueden aliviarle la garganta.
  • Nunca le dé a su hijo más pastillas de las que se indica en el envase ni le dé pastillas a niños menores de 4 años.
  • Para niños de 4 años de edad en adelante, los antitusivos son una excelente opción de venta sin receta para aliviar la tos.

 

Para el goteo nasal:

  • No hay mucho que hacer con el goteo nasal, excepto limpiar la nariz periódicamente para facilitar la respiración. Es preferible que su hijo aspire y trague las secreciones en lugar de soplarlas, ya que esto último podría hacer que el virus se propagara a los oídos y los senos paranasales.

 

Dolor de garganta:

  • Ayude a aliviar el dolor de garganta dándole a su hijo agua tibia con sal para que haga gárgaras. Recuerde que, además de bajar la fiebre, Children’s Advil también alivia el dolor de garganta.

 

Falta de apetito:

  • Cuando su hijo esté resfriado, es importante que no se deshidrate. Anime a su hijo a beber muchos líquidos, como por ejemplo sopa de pollo, incluso aunque no sienta deseos de beber o comer.

Children’s Advil alivia dolores y malestares causados por el resfrío común o la gripe, entre ellos el dolor de garganta y el dolor de cabeza. Children's Advil baja la fiebre más rápido* y la mantiene baja durante más tiempo que Children's Tylenol: hasta 8 horas de alivio con una sola dosis.

Para obtener más ayuda en momentos de enfermedad, visite www.SickJustGotReal.com

*Respecto de bajar la temperatura a menos de 100 °F.

Las marcas mencionadas son marcas comerciales de sus respectivos propietarios.